Habitaciones blancas

2018-02-27

Habitaciones blancas.

Desperté en habitaciones blancas,
paredes blancas,
sábanas blancas,
luz fría
y tormenta en el exterior.

Hoy no estás
y no sé si volveremos a vernos.
Si nos atreveremos a enfrentarnos a la tormenta
o si ella, quizá acabe devorándolo todo.

Habitaciones blancas

Sólo tu presencia me calmaría ahora,
sólo tu voz asusta a los rayos y los truenos,
sólo tus abrazos me curan,
sólo tus labios me hacen sentir,
tantas cosas.

Vuelves a hacerme sentir inseguro,
como cuando era un adolescente.

Vuelves a hacerme recordar
los portales oscuros,
los abrazos
y los besos robados.

Habitaciones blancas

Rozas mi chaqueta,
me dices que esté tranquilo,
sólo somos dos personas,
dos que pasean,
siempre haciendo el mismo recorrido,
que toman café,
visitan mercadillos
y ven películas en el cine.

Somos dos personas,
unidas,
quizá podríamos hacer tres o cuatro
y no siempre nos mostramos lo mejor de cada uno.

Somos palabras sobre fondo blanco,
cenas y ritos cotidianos,
de incierto futuro,
trastornados,
ilusiones nunca vanas,
destructores de mundos,
justicia imaginada,
ansiedad descontrolada,
música pegadiza,
tardes de nada,
habitaciones llenas,
tacto en un sofá,
risas desenlatadas,
no desencantadas,
cadáveres valientes
o actos cobardes,
resiliencia o fin del mundo,
tormenta o calma,
magdalenas con pepitas de chocolate o agua de mar embotellada,
confusión o claridad.

habitaciones blancas

Habitaciones blancas

Soy el amante de Lady Chatterley y su marido impedido,
celebro homenajes en tu honor y escupo sobre la tumba de aquellos antepasados
que tanto nos perturban,
y a veces decido olvidarte,
porque las noches me derrumban
y ya no necesito tu sonrisa,
y puedo sentirme triste,
y sentirme libre de ti,
y necesitarte.

Necesitar tu calor cuando el sudor empapa mi cuerpo
y siento frío al soplar el viento de la mañana.
Eres el rayo de sol que no sé si llegará a quemarme,
eres la redención de millones de cielos que optaron por derrumbarse,
eres la ausencia que desespera,
las palabras que nunca llegan,
mi ilusión matutina,
y mi mallor pesadilla

Eres tan dulce.

¿Por qué no quieres aparecer en mis sueños?

Habitaciones blancas

Entrada en poémame

Poesía

Eutanasia

2018-02-26

Eutanasia

Existo, tal vez. No logro recordarlo. ¿Me recuerdas tú? Estoy seguro de que apenas. No miras en mi dirección, entre los caminos que crean las ruinas y las luces que proyectan sombras.

Trato de no estar en ningún lugar, de ocultarme de las miradas de los extraños. Trato de no ser nadie, de caminar hacia el infinito. Así, de esta manera, me aseguro de que mi presencia constituya ausencia.

Y me muevo en la duermevela, entre imágenes que no son reales. Recordando aquella persona que fue feliz pero nunca lo fue. Una persona que apenas recuerdo, en cuya sonrisa no me reconozco.

Eutanasia

Eutanasia

Viví intensamente nuestros planes de futuro. Ilusiones de una realidad que nunca llegará. Y vuelco a despertarme aquí, en la pesadilla.

Las pesadillas despiertan al amanecer y, para huir de ellas, paso el resto del día enganchado al narcótico sabor de la eutanasia.

Camino de la autodestrucción. Ahora que estoy solo no es tan divertido. La existencia sólo es cuando hay testigos. Entonces, pienso en salir a la calle y empezar una nueva vida. Pero, antes de atravesar la puerta, mi aliento es de metal.

Eutanasia

Y te escribo una hagiografía satánica. Mi baile ya es torpe, desesperado. Hace siglos que no sonrío y las lágrimas no calientan mi rostro. Me siento en un rincón fumando un eterno cigarrillo y caigo en la cuenta de que te has convertido en parte del mundo exterior.

Tal vez, si salgo a la calle te vea disfrutar con ellos y la única verdad será clara para mí: No nací en la posibilidad de redención y ahora me encuentro solo, vacío de ilusiones y de futuro, mi pesadilla es tener que enfrentarme constantemente a la realidad y estoy asustado, y sé que tú no te molestarás en venir a salvarme.

Eutanasia

Cuadernos de viaje lunar

Las luces alternas (Always)

2018-02-26

Las luces alternas

Las luces alternas

Las luces alternas

Ha pasado el tiempo
y han aumentado las responsabilidades.
La madurez me agota,
pero cuando estoy contigo me siento joven.

A veces me miro al espejo,
raramente me gusta lo que veo,
tengo demasiada barriga,
tantas marcas en mi rostro…
Cuando posas tu mirada en mí,
sonríes,
haces que me sienta atractivo.

Digo demasiadas estupideces,
ninguno de mis chistes ha tenido gracia,
¿Por qué he dicho eso?
No debería haberlo dicho.
Sin embargo,
tú te ríes con mis historias
y todas mis teorías te parecen interesantes.
De repente soy inteligente y divertido.

Las luces alternas

Me planteo metas y soy incapaz de cumplirlas.
Mis pensamientos se desordenan constantemente.
Mi seguridad se diluye.
Pero contigo a mi lado me convierto en un derroche de talento.

Al despertar
veo tu rostro.
Mis pesadillas se desvanecen.

A tu lado pienso:
muéstrame todos tus defectos,
deja que disfrute de ellos.
Grítame,
insiste en que me tienes que ir detrás,
quizá algún día no vuelva a sentirme solo.

Los amores de tus libros no resisten comparaciones.
Tus personajes literarios aman en blanco y negro.
Nuestra historia será así,
quizá la más simple,
pero hemos habitado este mundo
y quedará escrita en el horizonte.

Las luces alternas (Always)


Poesía

Entrada en poemame

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies