Michel Foucault

2018-04-15

No existe una lengua común; o mejor dicho, ha dejado de existir: la constitución de la locura como enfermedad mental, a finales del s.XVIII, levanta acta de una ruptura de diálogo, plantea la separación como cosa ya hecha y sume en el olvido todas esas palabras imperfectas, sin sintaxis fija, un poco balbucientes, con las cuales se llevaba a cabo el intercambio entre la locura y la razón. El lenguaje de la psiquiatría, que es un monólogo de la razón sobre la locura, sólo pudo integrarse sobre ese silencio. No he pretendido hacer la historia de aquel lenguaje; sino la arqueología de este silencio

Michel Foucault

Palabras sencillas

2018-04-15

Palabras sencillas

 

Palabras que envidio

 

Palabras ajenas

 

Palabras propias

 

A veces las palabras más sencillas son las más difíciles de conseguir. Damos millones de explicaciones, cuando lo difícil es hacerte entender que detrás de mis errores sólo existen dos palabras: te quiero.

 

Y no pido perdón, o lo pido a destiempo, demasiadas veces, y te alejas, y yo sólo pienso en tener la razón, aunque todo será una mentira y la única verdad que te necesito.

 

Gran ola de nubes - Palabras sencillas

 

 

I

m

á

g

e

n

e

s

 

S

u

f

j

a

n

Palabras sin voz

2018-04-12

Los textos banales. La cotidianidad. Aquellos que sus profesores de literatura en el instituto comentaban con un entusiasmo nada contagioso. La descripción pormenorizada de la mujer amada, los sitios abandonados, los campos de castilla o las narices superlativas. Lecturas que no eran épicas, que estábamos seguros de que nunca nos podrían cambiar, viejos que miraban al mar sin la esperanza de encontrar una isla del tesoro, santos inocentes que nunca visitarían nuevos planetas o amantes rudos como el de Lady Chatterley.

De niño supongo que muchos querían ser como D’Artagnan. Lo cierto es que yo prefería la profunda melancolía de Athos. Soñaba con enamorarme de una mujer como Milady de Winter, y lo hice: de sus encantos y de sus oscuras artimañas. Leí su historia tumbado en la cama, despreciando el sueño, buscando desesperadamente una nueva línea, batiendo mi récord de páginas.

El blanco y negro de La Ley de la Calle me aburría tanto como la voz melosa de Mickey Rourke. En Rebeldes había un rescate, una gran pelea donde se diluían la decepción y las aspiraciones de los protagonistas. Había realismo, sí, pero se disfrazaba de grandilocuencia, como también lo disfrazaba Monseñor Escrivá de Balaguer en El Camino, sean sinceros, no nieguen que estas líneas animarían a cualquiera a entregar su vida a Dios: “Voluntad. —Es una característica muy importante. No desprecies las cosas pequeñas, porque en el continuo ejercicio de negar y negarte en esas cosas —que nunca son futilidades, ni naderías— fortalecerás, virilizarás, con la gracia de Dios, tu voluntad, para ser muy señor de ti mismo, en primer lugar. Y, después, guía, jefe, ¡caudillo!…, que obligues, que empujes, que arrastres, con tu ejemplo y con tu palabra y con tu ciencia y con tu imperio”.

Monseñor habla de despreciar la cotidianidad, los pequeños placeres, buscar la trascendencia, abrazar la fantasía con la misma determinación con la que lo hacíamos cuando éramos niños. Siempre hemos despreciado el realismo, con la misma intensidad con la que odiamos nuestras limitaciones, porque creemos que la vida no debería ser una repetición en plano fijo. Los enamorados deben serlo hasta la muerte, como en Romeo y Julieta, como Athos y Milady teñidos en la tragedia.

Insistimos en que el amor es la fuerza irrefrenable que mueve el mundo, pero no se engañen, eso no nos convence, porque muchas veces nuestras decisiones dicen lo contrario, y dejarse llevar por una pasión incontrolada suele ser una buena excusa para arruinarnos la vida. En el cine americano siempre pasan cosas, en los funerales siempre hay alguien que da un discurso exhortando a los asistentes a derramar ríos de lágrimas o alguien que les recuerda que siguen vivos y que han de vivir la vida con gran intensidad, como contagiados por un hechizo de locura, otra fuerza irrefrenable que les lleva a adquirir incluso responsabilidades penales.

Por eso solemos despreciar a los realistas. No nos sumergimos en las páginas de un libro ni entramos en una sala de cine para ver lo mismo que vemos todos los días. Un funeral en que pocos lloran en silencio y muchos conversan acerca de cosas cotidianas, en el que vuelven a casa pensando en la jornada laboral del día siguiente, en los sueños que el difunto ya no podría realizar o en mejorar su dieta porque él era muy joven para que le diera un infarto. Permítanme decirlo de manera clara: No mola en absoluto.

Sin embargo, acabamos llegando un punto en que nos damos cuenta de las cosas a las que damos verdadero valor. Y aunque a veces se salgan de la rutina otras están perfectamente insertadas en ella.

Cuando visitamos a tu abuela en el hospital, aquel sitio no era gran cosa, una habitación sin ventanas y mínima luz artificial. Le había dado una embolia, no estaba para darnos discursos acerca de lo fugaz que es la vida, ni para revelarnos ningún terrible secreto. Sólo se expresaba con la mirada, pude ver en sus ojos incomprensión y el miedo al final trágico para el que nunca estamos preparados. Y tú no le soltaste ningún discurso, ni le dijiste cuanto le querías, sólo le acariciaste con suavidad, le sonreíste y le arropaste. No te tumbaste junto a ella, no derramaste toda tu sal en su almohada. Sólo le hablabas con una dulzura que no necesitaba ser acompañada de ninguna música que la resaltara.

Y cuando le temblaba el labio te diste la vuelta o con tus ojos húmedos y una voz menos decidida me preguntaste: “No se morirá ahora, ¿no?” y yo sentí la fragilidad de siglos y siglos de literatura.

Y supe que nunca más me querría separar de ti.

Después volvimos al coche. En el camino hablamos de cosas triviales. Preparamos la cena y vimos algo en la televisión para despejarnos un poco. Nunca hablamos de ese momento, no es una anécdota que nos venga a la cabeza para compartir con las visitas. Y no es que sea desagradable, no es que no sea especial o trascendente. Es simplemente que, a pesar de su importancia, nunca hemos creído que sea una historia que vaya a enganchar a nuestro público.

Clown Paul Klee

Hacia una filosofía del conocimiento universal

2
2018-04-11

Si lloras por no ver el sol las lágrimas no te dejarán ver las estrellas. Mario Casas sube a Instagram una foto sin camiseta y las redes enloquecen. Yo tengo muchos amigos gays. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. La gente que verdaderamente ama la música sólo la escucha en vinilo. De mayor quiero ser como Belén Esteban que es una chica de barrio que dice lo que piensa. Hay que trabajar y ganar menos para salir de la crisis. Las redes sociales están acabando con las relaciones humanas. Los jóvenes de ahora no se movilizan. El ecosistema de Apple hace que sus productos sean mucho más eficientes que los de la competencia . Los adolescentes se pasan el día enganchados al móvil. La izquierda sólo vale para gobernar en momentos de bonanza económica. Ni machismo ni feminismo: igualdad. Sé que a la mayoría de vosotros tampoco os ha gustado esta película, le ponéis puntuaciones tan altas sólo por parecer más inteligentes. La cuestión de la sangre con el RH negativo confirma sólo que este pueblo antiguo tiene raíces propias, identificables desde la prehistoria como sostienen investigaciones de célebres genetistas. Yo no me someto a la dictadura de lo políticamente correcto. Gran Hermano revolucionó la historia de la televisión en España. Hablar catalán es fácil, sólo tienes que quitarle el final a las palabras. El ser humano es el único animal que toma leche a lo largo de toda su vida. La movida no existió, solamente se trató de una operación propagandística del PSOE. Los andaluces tienen un gran sentido del humor. Dudo que escuchar música indie-hipster mejore mucho tu altura cultural. Soy muy fan de Camela. Todas las películas españolas tratan de la guerra civil. En Mallorca se puede ir a la playa cualquier día del año. El paro descendió en ocho puntos el mes pasado y se ha producido un repunte del 0,3% de los contratos indefinidos. Hoy analizaremos todos los errores que comete Blanca Suárez al hablar de feminismo. Calladita estás más guapa. El sudor de los negros huele más fuerte. Me han cambiado la vida, esa gente no tiene nada y es mucho más feliz que nosotros. No soy machista, yo ayudo mucho a mi mujer en las tareas del hogar. La transición española fue modélica. El lobby farmaceútico se gasta millones al año en desacreditar a la medicina natural. Sé que lo que voy a decir no es políticamente correcto pero hay estudios que demuestran que los blancos son más inteligentes que los negros. La gente es muy falsa. La Solución Mineral Milagrosa cura el 90% de las enfermedades. Sólo debes pensar en ti, en nadie más. Partido Socialista Obrero Español. En Madrid todos son fachas. Cataluña y Euskadi están a años luz del resto de España. Nos preocupa mucho la falta de libertades en Venezuela. El hábito hace al monje. Yo prefiero a un negro, negro, que hable euskara que a un blanco que lo ignore. No existe una trama Gürtel, es una trama contra el PP. El estado de las Autonomías está obsoleto. El problema de las feministas es que no quieren la igualdad sino tener privilegios frente a los hombres. Hemos conseguido en dos semanas lo que no conseguimos con Felipe González en 13 años. Hay muchos inmigrantes que viven de las ayudas sociales que les da el Estado sólo por ser inmigrantes. El problema de la sanidad española es que los que más la disfrutan son los extranjeros. Hay más casos de violencia doméstica hacia hombres que hacia mujeres, pero el Gobierno falsea las estadísticas para no parecer políticamente incorrecto. Carles Puigdemont recupera el espíritu de Nelson Mandela y Rosa Parks. Las personas que murieron en accidentes de coche por ir a visitar a sus parientes a la cárcel son víctimas de la política penitenciaria del Estado Español. El Régimen del 78 está agotado. En épocas de crisis es mejor votar a la derecha porque llevan mejor la economía. Una guerra civil les haría falta. La mayoría de las denuncias por violencia machista son falsas. Éste no es un proceso por corrupción es un proceso contra el Partido Popular. No estoy en contra del matrimonio homosexual sino de que se use la palabra matrimonio, deberían utilizar otro término para describirlo. Fue un misil y no un avión lo que se chocó contra el pentágono. A veces me da reparo entrar en un ascensor, imagina que hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se arranca el sujetador o la falda y sale gritando que le han intentado agredir. Los actores deberían dedicarse a hacer cine y no meterse en política. Esta película no pasaría el Test de Bechdel. Arden las redes. El problema de los gitanos es que no quieren adaptarse a nuestras costumbres. El derecho a tu libertad de expresión termina ahí donde empieza mi derecho a no sentirme ofendido. Franco hizo muchas cosas buenas. Los moros se meten mucho con nuestra religión pero si tú te metes con la suya ya verás que pronto te sacan la navaja. Los niños tienen pene y las niñas vagina, que no te tomen el pelo. Mi mayor fantasía es follarme a una mujer embarazada. Cuando mi padre me pegó una bofetada me enseñó algo importante: el Respeto. Los videojuegos son los verdaderos responsables del tiroteo en el instituto. Por lo que has dicho pueden meterte en la cárcel por injurias a la corona. La Iglesia Católica acogerá en su seno a todos los homosexuales que no se acuesten con hombres. Todos los estados democráticos han emprendido acciones de guerra sucia cuando se han visto amenazados por el terrorista. El asesinato de un escolta puede considerarse un accidente laboral. Aquella chica entró voluntariamente en el portal porque quería tener sexo en grupo y sin protección con cinco desconocidos, después se arrepintió y los denunció. Ese monstruo merece ir a la cárcel por los chistes que ha hecho sobre Carrero Blanco. No voy a decir que apoye la política de Israel pero poco más se puede hacer con los palestinos. El semen entra por el recto y en vez de encontrarse con un óvulo se encuentra mierda. Todos los hombres son unos cabrones. Todas las mujeres son unas putas, excepto mi hermana y mi madre. Explícale a la madre de ése niño que su asesino no merece la prisión permanente revisable. Se habla mucho de los asesinatos de ETA pero muy poco de las torturas en los cuarteles. La guardia civil traficaba con heroína en el País Vasco en los ochenta para acabar con una juventud comprometida. En España no hay presos políticos, hay políticos presos. En España existe la libertad de expresión. Los familiares de las víctimas del franquismo se acuerdan de desenterrar a su padre sólo cuando hay subvenciones. Algún día sabremos la verdad sobre el 11-M. Los nacionalistas persiguen los mismos objetivos que ETA, lo que significa que también apoyan sus métodos. Comer verdura cura el cáncer. Os metéis mucho con la iglesia católica pero con los musulmanes no os atrevéis. Si alguien dice una palabrota sobre mi madre puede esperarse un puñetazo. Je suis Charlie. Todas las víctimas son iguales. Un refugiado sirio violó a una mujer. Un hijo adoptado mató a sus padres adoptivos. El problema del Estado Islámico sólo pasa por una única solución: aniquilarlos. Las vacunas provocan autismo. Qué no se repita la historia porque igual acaban como Companys. Sólo deseo que la violen en grupo.

Franco

Pequeños gigantes de oxígeno puro

2
2018-04-10

Te diré algo extraño,
es lo que somos,
aunque pensemos en ti
constantemente,
aunque te queramos
de forma indefinida,
y lo seguiremos haciendo
seas consciente o no.

Tu luz es intensa,
los vigilantes la advirtieron entre brumas,
te vieron sonreír,
juran y perjuran que detuviste un temporal,
y en tu mirada seria
vieron la mayor de las confusiones,
el mundo imperfecto,
las vidas contínuas
y el miedo a un nuevo mundo.

Quisiéramos ser vigilantes,
permanecer despiertos mientras duermes,
ayudarte a combatir con los fantasmas y la liga de la oscuridad.
Quisiéramos alimentarte,
taparte con nuestros ropajes,
pasear de la mano,
playas soleadas y veranos infinitos.

Prometemos dejarnos la piel,
construir recuerdos sólo para nosotros tres.
Nos espera un largo viaje,
una aventura de película,
que nos mostrará quienes somos en realidad,
aprenderemos,
creceremos.

extraño

Nos esperan enemigos
gigantes de gas sarín,
miedos que pesan en los zapatos,
enredaderas abrazadas a nuestros tobillos,
querrán tentarnos,
hacernos desistir,
agotarnos.

Y les ignoraremos,
y sentiremos lástima
de quienes nacieron en el odio y el prejucio,
los que leyeron los libros equivocados
creyendo en un mundo dividido,
buenos y malos,
ricos y pobres,
artistas y putas,
vampiros y zombies,
ángeles y demonios.

Eres nuestro,
tanto como los órganos que nos permiten seguir vivos.
Eres especial,
los vigilantes lo supieron nada más encontrarte.
Eres familia,
nuestra casa sólo lo será cuando entres en ella,
cuando entremos escuchándote corretear por el pasillo,
nos cubras de comida rechazada,
rompas un par de cristales
y también con tu pincel la uniformidad de nuestras paredes blancas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial